Nuestro decalogo energético

  1. Cumplimos lo prometido.
  2. Creemos que nuestros clientes son nuestra mayor fuente de conocimiento.
  3. No nos aprovechamos de nuestros clientes. Son nuestro mejor activo.
  4. No mentimos a nuestros clientes.
  5. No nos escondemos cuando hay un problema.
  6. Si el cliente nos necesita, respondemos.
  7. No obligamos a nadie a quedarse. Nunca.
  8. Si nos equivocamos, lo reconocemos.
  9. Promovemos la igualdad de género.
  10. Somos ante todo, personas… Bueno, y el Sr Luz.